La media hostia ahora es Scientia Futura

Y dentro de cuatro años... ¿Presidenta Palin?

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Paul Sims es editor de la revista New Humanist —suscríbete ya si dominas el inglés— y mosca cojonera por excelencia de Sarah Palin. En este artículo se hace eco de las intenciones de Palin como candidata durante las próximas elecciones norteamericanas. Es como aquella película de vampiros de Roman Polanski, de risa y de miedo al mismo tiempo.

Paul Sims

Mis lectores habituales sabrán cuánto disfruté escribiendo sobre Sarah Palin durante las pasadas elecciones norteamericanas, y cuánto la echo de menos. Es bonito saber, entonces, que para las próximas elecciones estará de vuelta. Ha establecido un PAC —Comité de Acción Pública— diseñado para conseguir fondos para... Bueno, eso aún no está claro del todo, pero si no son para su campaña a la presidencia, entonces no se sabe para qué serán.

«SarahPAC cree que los mejores días de América están por llegar. Nuestro país, fundado sobre principios conservadores y la lucha por la libertad, debe de enfrentarse a los desafíos del nuevo siglo con integridad, innovación y determinación».

«SarahPAC cree que el Partido Republicano está en puertas de un renacimiento histórico que construirá un mejor futuro para todos. Salud, Educación, y Reformas gubernamentales están entre nuestros objetivos clave. ¡Únete a nosotros!»

Si lees a Sarah, y si yo sigo escribiendo de aquí a cuatro años, aquí estaré para escribir para ti. Quiero decir, sobre ti.

Visto en Four more years (until President Palin?) publicado en New Humanist Blog.

Artículos relacionados







El Señor Sinimaginación

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.



George Hargreaves es el fundador del Partido Cristiano Escocés. Uno de los principales fundamentos políticos de dicho partido es su oposición al activismo gay, considerándose explicitamente que la homosexualidad es un pecado. Se hizo popular recientemente por apoyar la defensa judicial de nueve bomberos que fueron suspendidos de servicio por negarse a repartir octavillas durante una Marcha del Orgullo Gay. Curiosamente, durante los ochenta, como músico hubo producido alguna de las canciones más populares de Sinitta, como So Macho, muy populares en la comunidad homosexual. En aquel tiempo declaraba «no soy gay, pero tengo muchos amigos gays, y les quiero».

El dibujo lo agrega Graham Nunn al grupo Atheist Bus Campaign en Facebook.

Artículos relacionados






El 11-S como excusa del ateo

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Martin Beckford es corresponsal en asuntos religiosos para The Daily Telegraph. Lord Carey of Clifton fue en su día Arzobispo de Canterbury para la Iglesia Anglicana, y es uno de esos casos extraños de escritor religioso de talante liberal con los que reconforta encontrarse de vez en cuando. En este artículo, Beckford se hace eco de los razonamientos de Lord Carey acerca de cómo el 11-S ha minado los escasos puentes entre razón y religión que permanecían levantados. La traducción es de Ismael Valladolid, editor de La media hostia.

Martin Beckford

Lord Carey afirmó que la destrucción del World Trade Center por fanáticos musulmanes marcó el inicio de una nueva guerra librada por escritores «agresivos y estridentes» como Richard Dawkins.

Reclama que el tono «desagradable y reaccionario» de quienes rechazan todas las fes ha ensanchado la distancia entre religión y ciencia creando un «diálogo de sordos».

Sin embargo Lord Carey, entre 1991 y 2002 el más anciano de los clérigos de la Iglesia de Inglaterra, concede que los ateos hacen bien en criticar las pseudociencias como el Creacionismo.

Reprocha a los Cristianos jugar con la baraja de quienes hacen campaña contra la religión cuando defienden las explicaciones bíblicas de nuestra historia, y reconoció en Charles Darwin, el pionero de la teoría de la Evolución, como «uno de los más grandes seres humanos jamás nacidos».

Sus comentarios llegan después de la primera campaña publicitaria atea en los autobuses británicos, con 800 de ellos en las calles adornados con posters que declaran: «Probablemente Dios no existe. Ahora deja de preocuparte y disfruta de la vida».

En una charla dada en la Universidad de Gloucestershire, Lord Carey afirmó que «vivimos en un mundo dividido y peligroso, y el desafío más urgente al que nos enfrentamos es a la construcción de puentes para el entendimiento y la esperanza. La contribución de la religión ha sido ignorada, no sólo por el profundo malentendido entre fes sino, más preocupante, por la polarización entre los dos mundos intelectuales, fe y secularismo, o fe y ciencia».

«El 11 de septiembre de 2001 es una fecha clave en la historia moderna. Suele utilizarse para representar un océano entre Occidente e Islam, y esto es cierto. Pero es también la fecha que simboliza la irreparable separación entre fe y religión, ilustrada en la hostilidad hacia todas ellas de Richard Dawkins y otros».

Sigue: «Los ataques al World Trade Centre, al Pentágono y a la Casa Blanca nos despertaron a todos ante una militancia islámica resurgente que sigue presente siete años después. Para algunos escritores, tales acontecimientos ilustran los males de la religión, de todas ellas».

«No dudo que puede trazarse una línea directa entre el 11-S y el tono agresivo y estridente de escritores como Christopher Hitchens, Richard Dawkins, Daniel Dennett, Sam Harris y otros —N. del T.; en realidad basta con haberles leído realmente para saber que el tono de cada uno de ellos es muy distinto—. El resultado es un espacio cada vez mayor entre religión y ciencia, y la incapacidad para el compromiso, que termina en un diálogo de sordos.»

No obstante, el otra vez Arzobispo admitió «simpatizar hasta cierto punto» con los ataques ateos al Creacionismo —que enseña que el mundo fue creado por Dios en unos pocos días hace sólo unos miles de años— y al Diseño Inteligente, que afirma que el universo es tan complejo que debe haber sido creado por algo o alguien.

Dice: «El Creacionismo es el fruto de una aproximación fundamentalista a las escrituras que ignora la necesidad de un aprendizaje crítico en nuestras escuelas, y confunde entre distintos entendimientos de la verdad».

«El argumento del Diseño Inteligente puede resultar atractivo para muchos Cristianos para al final niega lo que es la ciencia, que consiste en hacer hipótesis sobre lo observable y después realizar experimentos en un proceso constante de pruebas.»

Lord Carey rechaza que sea cierto que sean las teorías de Darwin sobre cómo ha evolucionado la vida las que han creado una división permanente entre ciencia y religión.

«Muchos de nosotros lo aceptamos y, hablando personalmente, siempre me ha parecido una explicación muy buena del mundo en el que vivimos» dice.

Finaliza diciendo que el devoto debe comprometerse en una visión más «positiva, respetuosa y crítica» de la ciencia. Pero también que los ateos deben conceder que la religión beneficia a los creyentes y a la sociedad en general.

En referencia a la campaña del autobús ateo, Lord Carey afirma que «pretende inferir que todas las religiones son malas para el florecimiento humano, que son vestigios enfermizos y atrofiados de la tradición humana».

«Necesitamos una conversación razonable y cuidadosa para superar la forma tan infantil y tan trivial en la que estamos discutiendo asuntos de fondo ético.»

La campaña del autobús consiguió 140.000 libras para colocar anuncios en 800 autobuses de todo el país y 1.000 más en estaciones de tren.

Gracias a su éxito, la BBC ha estado de acuerdo en emitir una versión no religiosa de su Thought for the Day por primera vez. Los responsables de la corporación habían rechazado previamente que no creyentes hablasen durante el prestigioso God slot de Radio 4, hasta ahora de participación exclusiva por parte de figuras de fes establecidas. Los fundadores han concedido sin embargo la oportunidad de emitir una versión especial del Thought for the Day en otra franja horaria del canal.

Visto en Former Archbishop of Canterbury says atheists use 9/11 as an excuse to attack all religions publicado en Telegraph vía Sam Harris.

Estudiar el Islam te convierte en ateo

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Douglas Murray es un periodista independiente y escritor político escocés. Habiendo sido Anglicano practicante, escribió en 2008 este artículo para The Spectator contando cómo durante su estudio del Islam y del Corán perdió la fe hasta convertirse en ateo. Un proceso mental que a ti como lector de este blog es posible que te resulte familiar. La traducción es de Ismael Valladolid, editor de La media hostia.

Douglas Murray

Hace sobre un año dije una mentirijilla. Y quedó impresa, en esta misma publicación. Fui uno de esos a quienes durante las pasadas Navidades The Spectator preguntó si creían en el nacimiento de una virgen. Como siempre me ha parecido que si crees en Dios, aproximarse de forma quisquillosa a esos asuntos centrales de la fe es absurdo, dije que sí. De hecho, creo que no. No es que me haya estado peleando con la doctrina de la encarnación, simplemente pensé que quien no cree en el nacimiento de una virgen en realidad no cree en Dios. En realidad es que no creo en lo uno ni en lo otro. Y esa culpa me ha estado atormentando desde entonces. Mi mea culpa ateo.

Mucha gente se agarra a sus creencias como parte incuestionable de su persona. Nunca tienen que enfrentarse a la fuente de su creencia, y mientras que nada les empuje activamente a hacerlo, se lo guardan como algo que raramente hace daño y realmente podría hacerles bien. He sido Anglicano desde que nací, y no sólo un Anglicano cultural sino a ratos, aunque parezca raro, un auténtico creyente y adorador Anglicano. Como muchos creyentes sabía que ciertas partes de mi creencia no resistirían un análisis. Pero como nunca necesité analizar, todo estaba bien. Sólo perdí la fe cuando me sentí obligado.

Charles Darwin no lo consiguió del todo. Las críticas a la Biblia desde Alemania sí, así como el trabajo académico en textos perdidos, y descubrimientos de textos añadidos y editados. Todo me apartaba del fundamento de la fe, que esos textos han sido transmitidos como verdades inmutables. Darse cuenta de que los textos sagrados son, como tantas otras cosas en la vida, el resultado del ensayo y error humanos es uno de los descubrimientos más problemáticos que puede hacer un creyente. Recuerdo haber intentado leer de niño esos trabajos académicos y encontrarlos tan aterradores y tan avasallantes como para siempre dejar su lectura completa para otro día.

Pero llegué por otro camino. Hace algunos años empecé a estudiar el Islam. No me llevó demasiado tiempo reconocer los típicos problemas de los textos religiosos. Las repeticiones, los absurdos, las contradicciones. Los trabajos académicos sobre esos textos problemáticos del Islam, contra lo que sucede en el Cristianismo, acaban sólo de empezar. Pero el resultado es manifiesto para cualquiera que decida mirar. Para ser un libro sagrado que ya en sus primeras líneas se reconoce a sí mismo como «el libro, sin duda», demasiadas dudas emergen. Aparte de plagios demostrables al Torah y a la Biblia Cristiana. Si Dios habló a través de un arcángel a un comerciante analfabeto en la Arabia del siglo séptimo, entonces —así, para empezar— ¿estaba robando material? ¿O es que suele repetirse de esa forma?

Gradualmente, el escepticismo hacia las apelaciones hechas por una religión se unieron al escepticismo hacia todas ellas. La incredulidad sobre que alguien dictase un libro a Mahoma a través de un arcángel produjo una extraña contradicción. Me veía a mí mismo aún dispuesto a creer en el Cristianismo. Intentaba creer, a través de no discutirme demasiado, algo como «vale, nunca he oído voces, pero conozco a uno que conoce a otro que sí». Esta última y aguda fase me desprendió de todo por completo. Al final Mahoma me hizo ateo.

Aunque fuese una realización suplementaria, los problemas que estos textos ocasionan no pueden ser eludidos. ¿De dónde si no, el intolerante dentro de ti, obtiene su oficio? Cualquiera puede reprimir a una mujer, pero necesitas escrituras dictadas por Dios para sentir que haces bien reprimiéndola. De la misma forma, ves homófobos por todas partes. Pero necesitas a las escrituras de tu parte para sentir que puedes seguir con el rollo de «Adán y Eva, no Adam y Steve» en vez de simplemente reconocer que hay gente diferente a ti.

Cualquiera puede ser intolerante, pero los intolerantes divinos son los más intratables, los realmente inmunes a la razón. Aparte, para un bibliófilo, incluso para un bibliomaníaco, la idea de que hay un libro «donde no existe la duda» es insultante además de demostrablemente incierta.

Incluso cuando dejé de creer fingía que lo hacía, o dije que lo hacía por un momento, por miedo a estrellarme con algo. Como mucha gente, lo primero que me abrumaba sobre dejar la religión era el miedo a perder el significado. ¿De dónde viene, si no, la ética? Si nada es revelado entonces con certeza todo es relativo, y de ahí al nihilismo hay un paso. Sin embargo cuanto más estudio los textos religiosos más me doy cuenta de que no son necesarios para una vida ética. En realidad más a menudo de lo que los creyentes admiten, son directamente contrarios a ella.

Luego está la pérdida de la mano que te guía, otro aspecto de la creencia aparentemente irremplazable. Sin Dios, ¿dónde está la melodía, el cantus firmus de la vida? Alexander Herzen se preguntó una vez «¿dónde está la canción antes de que sea cantada?» Es imposible reemplazar la creencia en los planes de una deidad para ti. Aún menos confortable, pero simplemente observable, es que no hay canción antes de que la cantes. No existe el camino antes de echar a caminar. Haces la canción cuando la cantas. Se hace camino al andar. Así la vida, ciertamente, parece más precaria. Pero cuando el riesgo de caer es más grande, también se hace así la posibilidad de elevarse.

Mi último miedo era uno que creo que comparten muchos Cristianos en este país, mientras ven como emerge el Islam y gana adhesiones a pesar de tratarse de una religión intratable e intransigente —o quizás debido a ello—. Es, supongo, una sensación de abandono cultural. Sabemos cuántas cosas de las que disfrutamos vienen de la tradición Cristiana. ¿Podemos seguir sin ella? ¿O dejamos el edificio sin cimientos? Lentamente he descubierto que no es el caso. Aún puedo pasar junto a una iglesia o una catedral sin sentir que debo entrar. Son textos aún esenciales para mí. Solo que ahora no son necesariamente más divinos que los de Shakespeare.

La cuestión sobre cómo, sin creer, podemos transmitir el legado de la historia de nuestra fe a la siguiente generación es realmente problemática. Puede que como muchos Judíos que se regocijan de su identidad pero no creen en Dios, podamos ser simplemente Cristianos culturales. Mejores y más sinceros. Lo he intentado este año durante mis primeras Navidades ateas.

La mañana de Navidad fui a la Iglesia, y estuve con mi familia cantando villancicos unas pocas noches antes. Eran lecturas reconfortantes no sólo por su familiaridad sino porque siguen transmitiendo bellas historias, como toda la gran literatura, verdades con las que vives. La simplicidad de la caída de Adán la sintió mi corazón ateo de una forma tan trágica y resonante como una vez la sintió mi corazón creyente.

El fundamentalismo islámico nos desafía políticamente. Pero luchar contra una clase de literalismo con otra nunca funcionó. La complejidad es difícil de aceptar pero siempre evidente a la vista. Después de una larga refriega, la razón me parece suficiente.

Mis primeras Navidades como no creyente fueron diferentes, realmente. Diferentes pero no deprimentes, como me temía. En realidad lo contrario. Este año todo parecía más abierto y más posible. Más frágil y más precioso. Me sorprendió de una forma que me resulta difícil de explicar —y no puedo evitar el lenguaje religioso— el que todo fuera, si es posible, más milagroso.

Visto en Studying Islam has made me an atheist publicado en The Spectator.

Artículos relacionados







Lo que piensan los españoles sobre la ciencia y la tecnología

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.





Tan sólo un 53.4% de los españoles considera que los beneficios de la ciencia y de la tecnología son mayores que los perjuicios que ocasiona.

Artículos relacionados







Calvin y el ateísmo

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Para muchos, y no me resisto demasiado a incluirme, Calvin & Hobbes de Bill Watterson son los protagonistas de la mejor tira cómica jamás ideada. Los infantiles puntos de vista de Calvin sobrepasan en muchas ocasiones a los de los adultos que le rodean. Ésta es una de ellas.



calvin hobbes dios

«Todo esto de Santa Claus, para mí no tiene sentido.»

«¿Por qué el secreto? ¿Por qué el misterio? Si el tío existe, ¿por qué no se muestra simplemente y lo demuestra?»

«Y si no existe, ¿a qué viene todo esto?»

«No lo sé, ¿no son simplemente unas fiestas religiosas?»

«Vale, pero es que en realidad me pregunto lo mismo sobre Dios.»

Visto en Calvin, freethinker publicado en Pharyngula.

Artículos relacionados






Más sobre la madre de Marta

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Selecciono los mejores comentarios a mi reciente nota sobre la madre de Marta del Castillo.

«Es cierto; la humanidad de la una y los otros es similar, pero ojo: Creo yo que, desgraciadamente, es bastante «humana» en los dos. Pero ¿qué esperabas? ¿Un espécimen humano que, cuando puede, viola las normas sociales, se aprovecha de la indefensión de alguien y luego mata para intentar borrar su rastro, es algo extraño para tí? ¿O una madre que, sintiéndose herida en lo más hondo, reclama venganza antes que justicia, te resulta extraño? Me parece que el vivir demasiado tiempo en un medio urbano y civilizado, sujetos por leyes y normas que atemperan nuestras reacciones viscerales nos hace olvidar nuestra propia naturaleza; nos creemos que los Derechos Humanos están ahí desde siempre y no han sido un acuerdo social; Tienen que ocurrir sucesos extraordinarios como catástrofes, guerras o crímenes para que, al emerger reacciones que no esperábamos en nosotros mismos, se nos recuerde nuestro verdadero esquema. No somos moderados, no somos serenos, no somos desapasionados, no somos justos. Y si hoy lo parecemos, es porque estamos momentáneamente domesticados por el acuerdo social. Espera a la siguiente guerra y ya verás.»

«Se supone que los de esta lista somos escépticos, pero no deberíamos serlo sólo con los marcianos verdes y el horóscopo sino también con nuestras propias reacciones.»

A Francisco Mercader, a quien desde hace años reconozco mi maestro en tantas de las cosas que es posible hacer en Internet: No hace falta que me recuerdes que los Derechos Humanos han sido un acuerdo social, pero gracias en cualquier caso por recordarlo, porque creo que es necesario.

«Pasando a otro aspecto que solo aparece en tu foro y no en tu mensaje, quiero comentar que la cadena perpetua y el garantismo no estan reñidos de ningun modo.»

A Xan Cainzos: La cadena perpetua y el garantismo no están reñidos. La actitud de quienes la piden y el garantismo habitualmente sí.

«A veces pareces el prototipo del «progre» creado por la derecha.»

Uf...

«Vengándose, uno iguala a su enemigo; perdonando, uno se muestra superior a él.»

A Francis Bacon: Gracias por comentar mis entradas desde el mismísimo siglo XVI.

«Por otra parte, yo que, hasta ahora, sólo había deseado que las pocas personas que me han hecho daño se fueran lo más lejos posible de mi vida, estos días estoy encontrándome con las ganas de vengarme en primera persona y me estoy sorprendiendo a mí misma. Empiezo a vislumbrar lo que se pueden perder los papeles cuando te tocan el alma demasiado y te saben impotente. Un sujeto se está dedicando desde hace meses a mandarme mensajes reiteradamente, mensajes que sabe que me inquietan y desequilibran, porque se lo he dicho por las buenas y por las peores, de viva voz y por escrito. No hace caso de mis peticiones, y por un dolor nacido de los celos, está justificando lo que yo empiezo a sentir como rayano en el acoso. Sé que sería muy difícil denunciarle, que todo lo que ha hecho es leve y resbaladizo, y me duele y me trastorna su cobardía, que pueda hacerme daño cuando le venga en gana y con impunidad. Me duele saber que, muy probablemente, no haría nada de esto contra un hombre que puediera partirle la cara. Y me planteo, y pienso, en ir a partirle la cara. Esto por un leve acoso. Menos mal que la justicia institucional no es como yo... o las palizas en las comisarías estarían a la orden del día.»

A Inés Toledo: La cobardía explica muchas más cosas de las que inicialmente creeríamos.

«Lo siento; la noción de pena como castigo o como reparación, es algo que denota la mezquindad de quien lo necesita. Entiendo que, en un calentón, alguien lo exprese.»

A José Luis Mendívil: Y luego dicen que yo me paso. ;)

«Esperemos que se recupere cuanto antes el cadáver para resolver el caso, pero si resulta ser verdad la hipótesis de que todo resultó del golpe con el cenicero, sin premeditación, rapto, ensañamiento ni violación, todo lo que se ha montado carecerá totalmente de sentido.»

A Felipe Martínez Pastor: La diferencia entre asesinato y homicidio también es un acuerdo social.

«¿No será que tres de cada cuatro delincuentes provienen de matrimonios divorciados porque tres de cada cuatro matrimonios terminan en divorcio?»

A Elías Mandeb: Touché!

«Me hace sentir verguenza el pertenecer a una sociedad en la que se ve como normal que hordas acosen a acusados de crímenes más o menos graves. Una cosa son los familiares y amigos de las víctima a quienes no me atrevo a pedir la frialdad de ánimo para pensar con objetividad, pero los insultos de las hordas ante las apariciones de los PRESUNTOS homicidas es algo muy próximo a un linchamiento, y una sociedad en la que se toleran de tal forma los quasi-linchamientos es una sociedad enferma.»

A Pepe Arlandis: Me contaban que la gente a la salida del juzgado de Sevilla pasó una mañana de lo más tranquila, y sólo se puso a vociferar cuando llegaron las cámaras de televisión. A veces me les imagino llamándole «asesino» al primero que salga por la puerta. Al bedel, si es preciso.

«Recuerda lo que decia Platon: Uno adquiere sabiduria luego de transcurridos los primeros cincuenta años de vida.»

A Esteban Manuel Serral: ¿Por qué en Internet todo el mundo se comporta como si supiese cuál es tu edad, cuando generalmente nadie la sabe?

«Me repugna este asesinato porque además han caido cuatro personas más que irán a la carcel y como mínimo dos son personas cuyo unico error fue tener a ese chico por amigo o hermano. Y van a pagar muy caro el ser jóvenes y no haber tenido educación ni posibilidades de tener otro código moral o simplemente, van a pagar muy caro el no haber tenido la «sangre fría» de decir: Tío, llama a la policía.»

A Alberto Miravalle: Vemos una película y ya creemos saber en qué consiste un asesinato. Cadena perpetua para Tarantino.

«Probablemente sea eso lo que buscan los medios para así poder seguir vendiendo sus bazofias. Pero flaco favor le haríamos al mundo si legislásemos a golpe de suceso dramático.»

A Siesp...: No pierdas nunca la cabeza.

«Pero creo que el sentimiento de venganza, odio, rabia es legitimo en estos momentos para sus padres.»

A Mangelbg: Has querido escribir otra palabra, no «legítimo».

«Mientras tanto un consejo que te doy: Nunca pierdas una buena oportunidad de cerrar la boca.»

A Anónimo: Es muy buen consejo, eso no te lo niego.

«La has cagado pero bien cagada. ¿Te crees un niño superdotado? ¿Crees que porque te gusta la ciencia y el escepticismo puedes opinar de todo y de todos?. Pues mira, he de decirte que como tu encéfalo no está todavía terminado de desarrollar, por tu juventud, la visión que tienes sobre determinados asuntos no es todavía madura, ya sabes... La famosa temeridad de los adolescentes por la falta de maduración del lóbulo prefrontal y la toma de decisiones temerarias por parte de la amigdala del diencéfalo. Te emplazo a que expreses tu opinión sobre el tema de la familia de Marta, cuando seas un hombre, hijo mio, hasta entonces te respeto como ser humano pero no respeto tu estúpida opinión. Piensa un poco majete, piensa un poco.»

A Larra: ¡Ah, Internet!

Muchísimas gracias a todos.

Artículos relacionados







Templarios, libremasones y blogueros ateos, mezclados pero no removidos

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Yo mismo, aún estoy esperando a que me llegue el primer email con tono de amenaza. Todos los que recibo relacionados con mi blog son de lectores condenadamente amables. Aprovecho para dar las gracias y para animarte a seguir escribiéndome o a empezar a hacerlo. :)

PZ Myers

Tengo un poco de envidia, a mí no me mandan emails como éste:

«Creo que la ciencia ha demostrado ya que tiene que haber un creador. Los mejores matemáticos, físicos, biólogos, astrónomos, etc. admiten todos que no pueden explicar cómo los datos del DNA han llegado a la célula y a los genes y que sólo pueden haber sido puestos ahí por un diseñador inteligente. Pero una campaña de desinformación de la comunidad científica atea ha sido expuesta en la TV británica —y tengo el documental— donde se prueba que incluso los ateos admiten en revistas científicas secretas no publicadas que toda la vida orgánica en el universo ha tenido que venir del diseño de un creador y no puede aparecer al azar. El documental expone estas averiguaciones y lleva a los científicos ateos a su conclusión definitiva —la cual es muy débil— de que la inteligencia artificial puede aparecer al azar, pero admiten que la vida orgánica tiene que tener un creador. ESA ERA LA PORTADA! PERO FUE EXPUESTA Y LA COMUNIDAD CIENTÍFICA FUE INFILTRADA POR SOCIEDADES SECRETAS OCULTAS QUE PAGARON PARA QUE ESTAS AVERIGUACIONES NO FUESEN PUBLICADAS, PRINCIPALMENTE LIBREMASONES CABALLEROS DE LA ROSACRUZ, TEMPLARIOS ORIENTALES, ETC. LA SEGUNDA PARTE DEL DOCUMENTAL AFIRMA QUE EL 90% DE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA NO CREE EN LA EVOLUCIÓN PERO ESTÁ DE ACUERDO CON LOS CIENTÍFICOS CRISTIANOS DE QUE LA SELECCIÓN NATURAL ES UNA TESIS CORRECTA PERO NO PUEDEN ADMITIRLO PORQUE ENTONCES DEJARÍAN DE SER FINANCIADOS POR PODEROSAS INSTITUCIONES CONTROLADAS POR HOMBRES DE NEGOCIOS LIBREMASONES QUE GESTIONAN MULTINACIONALES.»

Impresionante, la clásica macarrada que recurre a los mejores elementos; paranoia —revistas científicas secretas no publicadas—, conspiración —libremasones, caballeros de la rosacruz, templarios—, ilusiones de que la mayoría está de acuerdo aún secretamente —el 90% de la comunidad científica no cree en la evolución—. Por supuesto, todo lo suficientemente mal escrito y liado, y con ese toque de histérica belleza que dan las mayúsculas.

Tengo que añadir una tarea a mi agenda; contactar con los libremasones y preguntarles adónde han enviado mis cheques. Llevo más de 30 años enseñando evolucionismo gratis. Me deben una pasta.

Visto en Other people get email publicado en Pharyngula.

Actualización: Justo mientras me lamentaba de que los correos que recibo a cuenta de mi blog son de lo más normalitos, voy y recibo esto:



Artículos relacionados







Dios existe, no va más

Publicado por Ismael

El Islam hasta en los clicks de Famobil

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Paul Sims

¿Recuerdas aquella historia tan idiota de hace algunos meses, cuando retiraron de la venta una muñeca de Fisher Price porque algunos padres en los Estados Unidos se quejaron de que la muñeca decía «el Islam es la luz»?

Para ser honesto, te perdono si ya lo habías olvidado. Ahora perdóname tú por recordártelo, porque acabo de encontrarme esta historia sobre una mujer en Indiana que piensa que el juego Baby Pals en la Nintendo DS de su hijo también reza lo mismo. «El Islam es la luz».

Lo divertido es que es uno de los padres que había protestado antes sobre la muñeca de Fisher Price después de comprar una para su hija. Es decir, que parece haber entrado en un grotesco estado de paranoia «el Islam es la luz» que le ha llevado a comprobar todos los juguetes de sus hijos en busca de mensajes islámicos subliminales.

«Al principio eran sólo los juguetes de mis hijas, pero también tenemos un hijo. Ahora siento que necesito escuchar todos sus pequeños juguetes para asegurarme de que no dicen nada así».

Por supuesto. Los juguetes realmente dicen estas cosas. No estamos ante una grotesca manifestación de prejuicios culturales y religiosos profundamente enraizados en un individuo.

Visto en More toys preaching on behalf of Islam... publicado en New Humanist Blog.

Artículos relacionados:





Y Dios creó la masturbación

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.





«Y Dios vio que Adán estaba solo, así que tomó una de sus costillas y creó...»

«¡La masturbación!»

«¿No es suficiente?»

Visto en God created Masturbation publicado en LOL god.

Artículos relacionados







El asteroide compañero

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Seth Godin celebra la entrada número 3.000 en su blog. Para celebrarlo, se permite pedirnos que publiquemos hoy algo realmente interesante. O que estrenemos un blog, si es que no tenemos ya uno. Afirma simpáticamente que lo difícil es llegar a las 2.500 entradas, que a partir de ahí el impulso hace que todo vaya solo. Me permito dedicarle a Godin esta entrada.

El británico Ian O'Neill es Doctor en Física Solar, fundador y editor de Astroengine.com. En este artículo nos descubre la presencia de un pequeño asteroide, relativamente cercano a La Tierra y que comparte casi milimétricamente —astronómicamente hablando, por supuesto— su órbita.

Ian O'Neill

Un pequeño asteroide de 10 metros de anchura llamado 2009 BD y descubierto recientemente está acercándose lentamente a la tierra, hasta una distancia de unas 400.000 millas —unos 644.000 kilómetros—. Este asteroide no resulta de momento una amenaza, pero sí una rareza digna de estudio. Los astrónomos creen que la roca es un tipo raro de asteroide co-orbital que sigue la órbita de la tierra, no alejándose de la misma más de 15 millones de kilómetros. Nos persigue.

Mirando el trazado de la base de datos orbital de la NASA, la JPL Small-Body Database, es difícil distinguir entre el camino orbital de la tierra y el de 2009 BD, mostrándose cómo de cerca el asteroide sigue la sombra de La Tierra en su camino alrededor del sol.

En el 2006, la NASA anunció que una «segunda luna» de la tierra era un asteroide llamado 2003 YN107, de un diámetro de unos 20 metros, y a punto de dejar nuestra vecindad, dejando su órbita «sacacorchos» alrededor del planeta en los próximos siete años, para volver dentro de unos sesenta. 2003 YN107 tampoco fue nunca ni será una amenaza, pero es interesante estudiar estos cuerpos para comprender cómo interactúan con La Tierra. Tener este tipo de NEOs en órbitas estables alrededor del planeta puede ser beneficio para nuestras futuras misiones, teniendo la posibilidad de minarlos para obtener recursos.



Hasta ahora se sabe poco del nuevo asteroide de 10 metros en nuestro vecindario, pero nos da la excitante oportunidad de estudiar su laboriosa órbita para comprobar si podría ser expulsado después de una pasada cercana a nuestro propio campo gravitatorio, tal y como ocurrió con 2003 YN107 en 2006. De las observaciones preliminares se deduce que 2009 BD será nuestra sombra durante los próximos meses o años. Hasta noviembre de 2010 al menos el asteroide estará colgado de nosotros, a una distancia de menos de 0,1 UA.

Merece la pena repetir que 2009 BD no constituye una amenaza. Su punto más cercano está a 644.000 kilómetros de nosotros, mientras que el apogeo lunar tiene lugar a 400.000 kilómetros. Es decir, 2009 BD está más allá de la órbita lunar.

Según pase el tiempo, los astrónomos serán capaces de seguir la órbita de 2009 BD con más precisión. De momento ya sabemos, tenemos una segunda micro-luna en nuestro camino alrededor del sol.

Sigue su camino en la JPL Small-Body Database.

Visto en Strange Asteroid 2009 BD Stalks the Earth publicado en Universe Today vía Slashdot.

Artículos relacionados






Podría existir Dios después de todo; deberías tenerlo en cuenta

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Sean Clarke

Llevabas años esperando por una campaña publicitaria teológica en los autobuses, y de repente tienes dos. Pero podría ser momento para una tercera. Si Blaise Pascal siguiese entre nosotros, su anuncio sería así.

«Podría existir Dios después de todo. Deberías tenerlo en cuenta.»

La campaña atea original irritó a detractores en el bando propio por el uso de la palabra probablemente. «Probablemente Dios no existe. Así que deja de preocuparte y disfruta de la vida». Es en realidad, como dicen los radicales con desprecio, una campaña agnóstica.

Luego llegó el contraataque cristiano. Quisieron poner su propio anuncio diciendo: «Definitivamente Dios existe. Así que únete a los Cristianos y disfruta la vida». Algunos comentaristas —presumiblemente del otro bando— protestaron por el hecho de que el anuncio violaba las normas de la ASA, por ser imposible de demostrar.

Me alucina que mi chico, Blaise Pascal, haya sido pasado por alto. Pascal comentaba memorablemente que, como jugador, si no sabes si Dios existe o no existe, más te vale comportarte como si existiera. Posible ganancia: Vida eterna, bendición infinita, etc. Inconvenientes: Necesidad de soportar algún que otro comportamiento desviado. Pérdidas: Lo inmaterial. Es como un billete de lotería con el que puedes ganar el mundo y sólo cuesta dos peniques.

El aviso de Pascal en el cartel del autobús, supongo, sería el siguiente. Dado que ya sabemos lo que nos jugamos, merece la pena darle algo de cancha a la idea de la existencia de Dios. Eso implica no darle ni un duro a la campaña del autobús ateo —a nadie le gusta oír que otros dicen que no existe, incluso si es omnipotente—. Mejor afirmar abiertamente que crees al menos en la posibilidad de su existencia y realizar algún acto de caridad como prueba de buena fe. No necesariamente relacionado con los autobuses.

Así que aquí dejo un enlace a ActionAid, quienes ayudan a los hambrientos y curan a los enfermos, y ese tipo de cosas. O bien pon pegatinas en la parte de fuera de los autobuses, si lo prefieres.

Visto en Blaise Pascal would not bet on the atheist bus publicado en guardian.co.uk.

Artículos relacionados







¿El refrigerador contradice la teoría de la evolución?

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

La mecánica de Yahoo! Respuestas se demuestra excelentemente útil. Alguien hace una pregunta, los demás responden, y entre todos se eligen las mejores respuestas, de manera que cualquier interesado en esa misma pregunta encuentra de inmediato la información que necesita. El sistema de moderación, sin embargo, se demuestra vulnerable a preguntas especialmente idiotas. ¿Cómo elegir, entonces, las mejores respuestas? En ocasiones así, casi que lo mejor es deshacerse por completo de la discusión.



Ésta, por ejemplo, ya no está en el sistema. Gracias a Iván Andocilla por la captura de pantalla.

Artículos relacionados







Contra la crisis, gana dinero gracias a al-Qaeda

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Paul Sims

Desde hace un par de años esperamos ansiosos la publicación del libro de Hassan Butt Butt's Leaving al-Qaeda: Inside The Life And Mind of a British Jihadist. Quiero decir, ¿qué más interesante que la historia verdadera de la relación de un joven británico musulmán con el principal enemigo del mundo occidental? Recuerdo incluso haber llamado a la editorial de Butt en varias ocasiones para conseguir una copia que reseñar. Cada vez que llamaba el libro se había retrasado, aunque siempre me aseguraron que recibiría una copia no corregida tan pronto estuviese disponible.

Lo divertido es que nunca hemos recibido la copia. La última vez que oímos hablar de Butt fue al ser detenido en Manchester porque se pensaba que había admitido su implicación en actos terroristas en su libro, coescrito con el periodista freelance Shiv Malik.

Así que ha resultado muy interesante lo leído esta mañana sobre la reciente aparición de Butt en un juicio en Manchester a otro hombre acusado de actos terroristas, en la que reconoció ser «un mentiroso profesional» que dice «lo que los medios quieren oír». En pocas palabras, es un fantaseador, en particular un fantaseador que quiere hacer dinero de los medios interesados en antiguos extremistas islámicos. Les tomó el pelo a todos, habló con los periódicos, firmó un contrato para escribir un libro con una editorial importante e incluso se ofreció a asistir a ministros del gobierno sobre el extremismo.

Así que el tipo nunca fue miembro de al-Qaeda, nunca ayudó a recultar musulmanes británicos para su lucha por los talibanes. Me pregunto si esto no será un antes y un después en la fascinación alquila-un-ex-jihadí que llevamos viendo unos cuantos años.

Visto en Pretending al-Qaeda publicado en New Humanist Blog.

Artículos relacionados







Para IKEA no existe Israel

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

La fotografía hubo sido tomada en el IKEA de San Sebastián de los Reyes, en Madrid, hace unos meses. Hay que entenderlo todo en su contexto y es que, en efecto, la calidad de las alfombras fabricadas en Israel nunca fue reseñable. No obstante, la instantánea no deja de ser una especie de sueño mojado para cualquier musulmán de bien. Toma holocausto.

alfombras ikea israel

Artículos relacionados





El día de Brad Pi

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Pi, usualmente escrito con la correspondiente letra griega pi, es la relación entre el la longitud de una circunferencia y su diámetro. Los entusiastas de las matemáticas celebran el día de Pi como es lógico cada 14 de marzo. Pi es un número irracional, lo que significa que un listado de sus cifras decimales continuará indefinidamente sin repeticiones. El símbolo fue utilizado por primera vez en 1706 por William Jones, convirtiendose sin embargo en popular después de ser adoptado por el maestro suizo de las matemáticas Leonhard Euler en 1737.

Con el uso de ordenadores, han llegado a ser calculadas miles de millones de cifras decimales de Pi. He aquí, sin embargo, que bastarían 39 cifras decimales de Pi para calcular el tamaño del universo con un margen de error inferior al de un átomo de hidrógeno. Esas 39 cifras decimales son éstas: 3.141592653589793238462643383279502884197. Ir más allá es pura gimnasia, pero he aquí que, sin gimnasia, tampoco tendríamos a Brad Pi.

brad pitt

Artículos relacionados







La madre de Marta

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

La madre de Marta del Castillo pedía en televisión para los asesinos de su hija «la máxima pena posible, que la cumplan íntegra, y que cada día que pasen en la cárcel sea del máximo sufrimiento posible». Se me ocurrió que no hay mucha más humanidad en la madre de Marta del Castillo que en los asesinos de su hija.

marta del castillo

Y es que es un escenario recurrente. Tras cada suceso de este calibre, se suceden por todas partes manifestaciones que reclaman un endurecimiento de la justicia; cadena perpetua o incluso la pena de muerte. Son muchos a los que, en el fondo, les jode vivir en un país con un sistema judicial con garantías. Recuerdo la memorable sentencia de Homer Simpson: «Si no te gusta, vete a Rusia».

Artículos relacionados







Vencer a la muerte, mi idea para Obama

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Vencer a la muerte es mi idea para el concurso Ideas para Obama. Debajo, mi defensa de la idea. Por favor, vota por ella.

No hay cuestión más fundamental para un ser humano que su mortalidad. Se trata de la única especie que sabe que va a morir, y de ahí lo particular de su relación con la vida. Se trata de posiblemente la única verdad absoluta no matemática —inclúyase entre estas últimas la irremediabilidad de los impuestos de la que hablaba Mark Twain—. El filósofo francés Blaise Pascal, el hombre que acuño la idea de que más vale tener la posibilidad de la existencia de Dios en cuenta, se mostraba horrorizado ante «el silencio de los espacios abiertos e infinitos». Se refire a la nada que rodea el fin de nuestros días y a nuestra ignorancia sobre ella.

La muerte es el fin de nuestra experiencia. Incluso si eres religioso y crees en otra vida, en esa vida las cosas serían muy diferentes; bien habitas un paraíso eterno, bien eres un alma reencarnada. Creas o no, la muerte es el fin de la consciencia tal y como la conoces. Tanto si te desvaneces como si subes al cielo, supone el fin de saborear una deliciosa comida, leer un buen libro, disfrutar de una puesta de sol, amar a alguien y follar con ese alguien. Triste en cualquier caso.

Existimos sólo mientras alguien nos recuerda. Sin duda Franz Schubert aún existe. La abuela Bernarda sigue con nosotros. No queda nada en cambio de mis tatarabuelos. Ni escritos, ni fotos, nada. Sólo sus genes, diluidos entre alguna que otra molesta mutación en el interior de mis células.

Lo que hacemos entonces es difundir nuestros genes mientras nos dejan. También escribir libros o ensayos, demostrar teoremas, inventar recetas en la cocina, componer poemas, sinfonías, pintar, esculpir, cualquier cosa que pensemos que nos va a conceder una permanencia, una resistencia al olvido. ¿Podemos hacer algo más gracias a la ciencia? ¿Cuál es nuestro futuro si conseguimos controlar la mortalidad? Vale, demasiado optimista, pero la tentación de especular con ello es demasiado grande para dejarla pasar. Si consigo vivir más de cien años, eso significa que apenas he consumido la tercera parte de mi vida.

Hay dos maneras de intentar controlar la mortalidad. Una a nivel celular y la otra integrando nuestro cuerpo con la genética, las ciencias cognitivas y la cibertecnología. Seguro que hay otras. Primero hay que dejarlo claro, la muerte nunca podrá ser detenida del todo. La muerte es una consecuencia de la vida. El día que apareció la primera molécula capaz de autorreplicarse, apareció también la irremediable perspectiva de su muerte. La ciencia ficción te permite volver al pasado, pero no volver a la juventud —Brad Pitt y David Fincher aparte—.

A menos que seas un vampiro —y seguro que alguna vez has deseado serlo— y por lo tanto vivas más allá de las leyes de la física, no puedes escapar a la segunda ley de la termodinámica. Incluso un sistema abierto como el cuerpo humano capaz de interactuar con su entorno, absorber nutrientes y energía y convertirlos en crecimiento, debe por fuerza deteriorarse con el tiempo. Quemamos demasiado oxígeno, en un compromiso cruel. Necesitamos comer para vivir, pero comiendo nos oxidamos y así nos matamos a nosotros mismos.

A nivel celular, las mitocondrias son esos pequeños motores que convierten los alimentos en energía. Resulta que las células que pasan hambre viven más tiempo. Son aparentemente ciertas proteínas las que contribuyen al proceso, interfiriendo con el programa de autodestrucción programada que toda célula lleva dentro.

¿Y si una dosis de sirtuina fuese suficiente para ralentizar el envejecimiento? Quizás en unas décadas... O bien, aún a nivel celular, podría descubrirse alguna actuación genética que interfiera con la respiración mitocondrial usual. Aparentemente, una expresión reducida del gen mclk1 detiene el envejecimiento de los ratones. Algo similar a lo observado en los gusanos C. Elegans. El resultado sugiere que el mismo mecanismo molecular de envejecimiento es común a todo el reino animal.

Especulemos con que para el 2040 una combinación de los dos mecanismos explicados permita a los científicos descifrar los secretos del envejecimiento celular. No exactamente el elixir de la vida con el que soñaban los alquimistas, pero sí algo que nos permita extender nuestra esperanza de vida hasta los 125 años o incluso más, un salto adelante desde la media actual de 75 años en nuestros países occidentales. Esto será por supuesto dramático para nuestros sistemas de Seguridad Social. Pero es posible que en tal caso no te importe retrasar tu fecha de jubilación hasta los 100 años.

La segunda posibilidad es más fantasiosa y probablemente más difícil de hacer realidad. Combina la clonación humana con una tecnología que permita almacenar tus recuerdos en una base de datos gigante. Inyecta en un embrión esos genes, y después recupera en su cerebro esos recuerdos. ¡Ya lo tienes! Pero, ¿ese clon eres realmente tú? Quién sabe. Desde luego, sólo el clon sin tus recuerdos, no sería tú. Eres tus recuerdos.

Para seguir teniendo la misma identidad debemos recordar. A no ser, por supuesto, que no te gustes a ti mismo y quieras olvidarlo todo. Cuando esta tecnología esté disponible, puedes migrar a una nueva copia de ti mismo y dejar que la vieja se pudra. Hay científicos que piensan que tecnologías así estarán disponibles durante este siglo.

Aun siendo optimistas hay que ponerlo todo en duda. Podríamos no verlo durante nuestras vidas, y que nadie lo vea nunca. Pero controlar la muerte es el sueño más anhelado de la raza humana. Las consecuencias sociales y éticas merecen desde luego estudios separados. Entre tanto, quedémonos con el consejo del Frankenstein de Mart Shelley.

«Puede que haya cosas para las que nunca estaremos preparados.»

Mi idea para Obama, como responsable de la nación más avanzada económicamente, científicamente y tecnológicamente del mundo, es darle todo el apoyo, social y financiero, al tipo de investigaciones que precisamos para vencer a la muerte tal y como se ha explicado antes. Y no entorpecer más avances científicos significativos para la mejora de nuestras condiciones de vida por motivos religiosos, tal y como sus predecesores en la Casa Blanca hubieron llevado casi diez años haciendo.

De una idea de Marcelo Gleiser.

Artículos relacionados







Richard Dawkins para El Mundo

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

El pasado 7 de febrero publicaba El Mundo una entrevista con Richard Dawkins. Me permito reproducir aquí su contenido al desconocer cuánto tiempo estará el enlace disponible en la hemeroteca online del diario.

Eduardo Suárez

Al filo del bicentenario de Darwin, qué mejor oráculo al que acudir que Richard Dawkins, divulgador del evolucionismo, ateo militante y polemista recurrente en distintos ágoras.

Dawkins es autor de El gen egoísta y El espejismo de Dios. Dos libros de éxito que reflejan su doble naturaleza de científico brillante y pensador anticlerical. De hecho, Dawkins ha sido uno de los principales impulsores en el Reino Unido de la campaña de publicidad en los autobuses de Londres con un eslogan a favor del ateísmo —Probablemente Dios no existe, así que deja de preocuparte y disfruta de la vida—, que recientemente se ha iniciado también en Madrid y Barcelona.

A priori, Dawkins se antoja una persona solícita y agradable. Las preguntas lo convierten sin embargo en un tipo hosco, desabrido y gruñón. Lo que sigue es el resumen de una conversación estimulante pero tensa y difícil.

Pregunta: ¿Cómo le explicaría la importancia de la teoría de Darwin a alguien de otro planeta?

Respuesta: Le diría que logró explicar por qué existimos como seres complicados y estadísticamente improbables. Antes de él, la gente pensaba que la complicación, la elegancia, la belleza de las cosas vivas tenían su origen en un ser superior. Eso fue lo que Darwin destruyó.

P: O sea que según usted la muerte de Dios es una consecuencia lógica de la teoría de Darwin.

R: Yo no iría tan lejos. Diría más bien que, después de Darwin, la hipótesis de un ser superior que ha diseñado el mundo deja de sostenerse. Si uno cree en Dios debe hacerlo por otros motivos, pero no porque lo necesite para explicar el mundo.

P: ¿Se ha frenado la selección natural en el ser humano?

R: Tal vez. En mi opinión, quizá es cierto, en el sentido que casi nunca morimos antes de estar en edad de reproducirnos, aunque desde luego hay todavía cierta selección natural en lo que respecta a las enfermedades.

P: Hay quien dice también que ese freno a la evolución biológica ha dado paso a una evolución cultural.

R: Quizá. Aunque la evolución cultural la mueven resortes similares a los de la evolución biológica. Nuestros cerebros y nuestros sistemas nerviosos están moldeados por siglos de selección natural.Uno puede encontrar los orígenes de cosas como el deseo sexual o la búsqueda de estatus en nuestro proceso evolutivo.

P: Pero los seres humanos hacemos cosas en contra de nuestros instintos de reproducción y supervivencia. Pienso en el suicidio, los deportes de riesgo o el matrimonio gay.

R: El suicidio o el matrimonio gay no son por supuesto lo mejor para la supervivencia de los genes de uno, pero creo que éstas no son excepciones muy importantes. La especie humana es una especie muy peculiar. No es bueno concentrarse en ella si uno quiere entender la teoría de Darwin.

P: ¿Somos esclavos de nuestros genes?

R: No.

P: ¿Y pesan los genes más o menos que el ambiente en el que crecemos?

R: Hoy la ciencia ya sabe qué parte de nuestras diferencias corresponde a nuestros genes y cuál pertenece a factores externos como la nutrición, la cultura o la educación. Y hay cosas que parecen ser más resistentes a la variación ambiental. Lo atestiguan las investigaciones sobre gemelos. Los rasgos de la cara suelen ser iguales se eduquen donde se eduquen, pero también la orientación sexual, la irritabilidad o el cociente intelectual.

P: Si luchamos por sobrevivir y reproducirnos, ¿por qué el altruismo?

R: Es una pregunta que durante años fascinó a los científicos.Las respuestas más aceptadas son el parentesco —tratamos bien a quienes tenemos cerca— y la reciprocidad —tratamos bien esperando algo a cambio—.

P: ¿Y la religión? ¿Tiene también un origen evolutivo?

R: En mi opinión, es el producto secundario de diversas predisposiciones psicológicas del ser humano. Cosas como la tendencia a respetar la autoridad, que podría tener ventajas evolutivas en una especie como la nuestra.

P: Usted ha escrito: «Darwin hizo posible que yo fuera un ateo intelectualmente realizado». ¿A qué se refiere?

R: Antes de Darwin, cada vez que uno miraba el mundo veía alrededor una presencia masiva de pruebas de que alguien lo había diseñado. Y eso hacía muy complicado ser ateo. Fue Darwin quien hizo mucho más fácil serlo, al descubrir que era la selección natural lo que movía el mundo.

P: Pero él no era ateo.

R: El decía que era un agnóstico porque pensaba que le aceptarían mejor si se llamaba así. Pero Darwin era tan ateo como lo soy yo. Nadie puede demostrar que no existe Dios. Sólo que no hay una sola evidencia de ello. Pero la carga de la prueba debe recaer en aquéllos que creen en algo que tiene las mismas probabilidades de existir que un hada o un unicornio.

P: Como sabrá, hay autobuses ateos circulando por las calles de Madrid y Barcelona

R: Lo sé y estoy encantado. Creo que es muy bueno que los creyentes se den cuenta de que no todos los somos y que no tenemos por qué serlo.

P: Hay quien dice que la campaña está creando más creyentes que ateos.

R: Lo importante es que la gente piense por sí misma. Usted sugiere que cuanto más le den vueltas al asunto, más religiosos serán. Francamente, si eso sucede, me sorprendería.

P: ¿Por qué es tan difícil para la especie humana deshacerse de la religión?

R: Por ignorancia. Muchas personas son el producto de un adoctrinamiento infantil que les presenta como un hecho que Dios existe.

P: La ignorancia puede ser un factor en algunos casos. Pero no todos los creyentes son ignorantes. Hay creyentes que son filósofos, matemáticos o biólogos.

R: Por supuesto. Y no estoy hablando de ellos. En el caso de muchos científicos, habría que ver qué es aquello en lo que realmente creen y podría ser que sólo sean creyentes en el sentido panteísta de Einstein. Los científicos cristianos, supongo, lo son por un adoctrinamiento infantil que no son capaces de sacudirse.

P: ¿Le merecen las grandes religiones el mismo respeto que los hechiceros de las tribus africanas?

R: Exactamente el mismo. En ninguno de los dos casos hay pruebas de que aquello en lo que creen exista. Por eso merecen el mismo grado de respeto. Es decir, cero.

P: A la luz de las cantatas de Bach o de las catedrales, ¿no cree que el cristianismo ha tenido algunos efectos positivos?

R: No hay duda que la religión ha inspirado un arte extraordinario. Pero eso no convierte una religión en verdadera. Ahora bien, yo creo que cuando uno vive en una cultura cristiana, como nosotros, es importante que los niños aprendan sobre la cultura en la que viven. Uno no puede apreciar la Historia ni la literatura europea si no ha leído la Biblia o ha recibido nociones de arte sacro.

P: O sea, que en su opinión esas cosas deben enseñarse en las escuelas.

R: Por supuesto que sí. De lo que no estoy a favor de adoctrinar a los niños ni de etiquetarlos como niños católicos o musulmanes.

P: Hay quien dice que el lema de sus autobuses es arrogante. Presupone que sólo los que no creen disfrutan de la vida.

R: Ojalá haya católicos que disfrutan de la vida. Ojalá no sigan aterrorizando a los niños con cuentos sobre el fuego del infierno o mintiendo a sus feligreses sobre la eficacia de los métodos anticonceptivos.

P: Hay gente que lo acusa a usted de referirse siempre a los elementos más radicales de la religión y de ignorar a los más liberales.

R: Los profesores de teología, por supuesto, no defienden muchas de esas cosas. Pero en el día a día no tratamos con profesores de teología. Hay cientos de miles de personas que creen literalmente en el libro del Génesis o en el infierno.

P: O sea, que según usted la mayoría de las personas religiosas son radicales, no liberales.

R: Sí. Y eso es muy preocupante.

P: Pero hay creyentes cuyo empeño ha hecho mejor el mundo. Desmond Tutu, Teresa de Calcuta...

R: Desmond Tutu es una buena persona. Nadie que haya leído su vida puede decir lo mismo de Teresa de Calcuta. A mí me parece que era una mujer malvada. Ella creía que era muy buena, pero no le importaba nada el sufrimiento de las personas. Lo único que quería era convertirlas.

P: ¿Y Gandhi? Era religioso también.

R: Quizá. Pero es irrelevante. Hay buenas y malas personas, crean o no crean en Dios. No creo que sea una buena idea predicar mentiras aunque algunas de las personas que las crean sean buenas personas. Lo que cabe preguntarse es si la religión suele hacer mejores o peores personas.

P: ¿En qué sentido?

R: En mi opinión, hay una semilla en la religión que lleva al ser humano a hacer cosas terribles. Fíjese en los terroristas del 11-S. Al secuestrar aquellos aviones, todos creían que hacían la voluntad de Dios. En el ateísmo es imposible encontrar la semilla de una cosa así.

P: Hitler y Stalin eran ateos.

R: Stalin era ateo, pero ninguna de sus atrocidades son la consecuencia lógica de ese ateísmo sino de su marxismo. Una ideología que, por cierto, tiene mucho que ver con la religión. Hitler y Stalin establecieron en sus estados una especie de religión y de culto a su personalidad. Eso no es ateísmo.

P: Aparte de la de los autobuses ateos, ¿tiene alguna otra campaña en mente?

R: Me encantaría hacer una en contra del adoctrinamiento a los niños en los colegios religiosos y contra el hecho de que al hijo de unos padres católicos se le etiquete como a un niño católico. Etiquetar a un niño es malvado.

P: O sea, que según usted los padres no tienen derecho a educar a los niños según sus creencias.

R: No he dicho eso. Yo hablo de etiquetar a los niños. De decir que un niño es católico o musulmán cuando no se dice que es un niño marxista o un niño derechista. Lo que yo quiero es que la religión reciba el mismo trato que los partidos políticos o los equipos de fútbol.

P: ¿Y su hija? ¿Es atea?

R: Sí. Supongo que sí, pero eso a usted no le importa.

P: ¿Y usted la educó en el ateísmo?

R: Eso a usted tampoco le importa. Es un asunto privado.

P: Pero supongo que a los lectores les gustará saber si usted predica con el ejemplo o ha adoctrinado a su hija.

R: Está bien. Contestaré a su pregunta. Yo le escribí una carta cuando tenía 10 años en la que le animaba a pensar por sí misma y eso es lo mejor que un padre puede hacer por su hija.

P: Hay gente que no comprende su voluntad de extender el ateísmo. Gente que piensa: «Señor Dawkins, probablemente Dios no existe. Así que deje de preocuparse y disfrute de su vida». ¿Qué les diría?

R: Les diría que lo que de verdad me apasiona es la verdad científica y que lo que deseo es abrir los ojos a la gente sobre el hecho maravilloso de su propia existencia. Mientras el adoctrinamiento religioso interfiera en el conocimiento de esa verdad científica lo combatiré. No le quede duda.

Visto en Desde Darwin, no se sostiene que un ser superior haya creado el mundo publicado en El Mundo. Gracias Iago.

Artículos relacionados







Luchando contra los estereotipos sobre los musulmanes de la forma equivocada

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

PZ Myers

Muzzammil Hassan tuvo una gran idea; crear una estación de televisión para emitir programas que sirvieran para contrarrestar los estereotipos más habituales sobre los musulmanes. Un buen plan. Lo malo es que, entre tanto, su mujer le pidió el divorcio. Así que, para que esto no afectase a sus planes, Muzzammil la asesinó y la decapitó, lo cual no deja de ser un estereotipo particularmente molesto.

O bien, igual no es un estereotipo, es un hecho el que el Islam es una religión patriarcal especialmente misógina.

Visto en You aren't doing it right publicado en Pharyngula.

Artículos relacionados







Lo que nos espera de la religión en 2009

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Susan Jacoby

¿Por qué deberíamos esperar de la religión algo diferente en 2009? Los conservadores islamistas seguirán poniendo en problemas a los gobiernos seculares en las naciones con extensa población musulmana. Sus radicales seguirán lanzando ataques terroristas por todo el mundo. En Israel, los ultra-ortodoxos seguirán ocupando el territorio que piensan que les fue concedido por Dios. La Iglesia Católica Romana seguirá en su ridícula estrategia de intentar luchar contra la pobreza sin permitir el control de la natalidad, y de tratar de enfrentarse al SIDA a través de una educación de la abstinencia. En los Estados Unidos, los evangelistas del ala derecha como Rick Warren seguirán ocultando sus auténticos objetivos a los liberales religiosos como Barack Obama con un falso mensaje de tolerancia. Tolerancia hacia sus creencias antediluvianas, claro está. En algún momento Obama se dará cuenta de que extender su mano no habrá servido para nada, y que deberá dejar de consentir este tipo de gente. Ilusa que es una.

Los derechos de la mujer seguirán siendo un tema candente, mientras en particular los islamistas sigan haciendo todo lo posible en países como Afganistán y Pakistán para deshacer los mínimos avances hechos por la mujer y para intimidar a las jóvenes que quieran una educación.

Las organizaciones religiosas del ala derecha seguirán haciendo lo posible para restringir los derechos de los homosexuales. En los Estados Unidos seguirán tratando de imponer su agenda anti-evolutiva en las escuelas públicas.

Mormones y Pentecostales seguirán haciendo proselitismo, en un desesperado intento para convertir a sus creencias a aquellos que aún no sean católicos.

La minoría de evangelistas políticamente liberales, quienes juegan un papel importantísimo en el Partido Demócrata, tratarán de influir en Obama para conseguir su trozo del pastel, aquel que bajo el mandato de George W. Bush sólo fue disfrutado por los evangelistas conservadores. Esto significa que organizaciones como Americans United for Separation of Church and State y American Civil Liberties Union se sentirán obligadas a trabajar a pesar del aparente compromiso de Obama por restaurar un papel de honor en su gobierno para razón y ciencia.

Los secularistas seguirán luchando contra la ignorancia, la superstición, y los intentos religiosos para imponer sus valores tanto en creyentes como en no creyentes.

En relación a todo el bien que se suele suponer que la religión hace, desafío a los creyentes a que nos lo demuestren.

Feliz año nuevo.

Visto en Susan Jacoby: The Most Predictable Story Ever Told publicado en On Faith.

Artículos relacionados







El autobús ateo es publicidad engañosa

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Paul Sims

No fue sorprendente ver a la BBC informar de que Stephen Green ha denunciado la campaña del autobús ateo contra la Advertising Standards Agency, por su eslogan: «Probablemente Dios no existe. Ahora deja de preocuparte y disfruta de la vida».

Green piensa que el eslogan rompe las reglas de la ASA, que dicen que «los anunciantes no están autorizados a confundir a los consumidores. Esto significa que los anunciantes deben disponer de pruebas sobre la certidumbre de sus productos o servicios antes de publicar el anuncio».

Ésta es la lógica de Stephen. Como no puedes dar pruebas de que Dios no existe, estás confundiendo a los consumidores. Probablemente o no probablemente. Por supuesto, tal y como explica, no sería el mismo caso decir que Dios existe.

«Hay multitud de evidencias de que Dios existe. Desde la experiencia personal de la gente hasta la complejidad, interdependencia, belleza y diseño del mundo natural. Pero hay escasas evidencias de lo contrario, así que creo que los anunciantes van a tener un pequeño problema para demostrar que su eslogan no es exagerado o impreciso tal y como especifica la ASA».

La queja de Green ha originado una fantástica respuesta de la Asociación Humanista Británica en labios de su máximo responsable Hanne Stinson, quien declaró a la BBC.

«He pedido consejo a algunos de mis hombres clave, pero me temo que lo único que he conseguido de ellos han sido risas. Estoy seguro de que Stephen Green realmente piensa de que hay una gran evidencia de la existencia de Dios —presumiblemente sólo de aquel en el que él cree—. Pero lo siento mucho por los de la ASA, si ahora tienen que ponerse a evaluar esa posibilidad».

¿Que no nos tomamos en serio a Green? La pregunta en este caso debería ser otra: ¿Por qué la BBC aún se lo toma en serio?

Visto en Christian Voice lauch complaint over Atheist Bus Campaign publicado en New Humanist Blog.

Artículos relacionados