La media hostia ahora es Scientia Futura

Cómo responder al argumento del ateísmo de Hitler

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.



Cuuando alguien dice algo como:


«Hitler era ateo, y es este tipo de creencia la que lleva al genocidio.»


Hay varias formas válidas de responder a una reivindicación tal.

La primera tentación es debatir o desafiar los hechos de la sentencia. Decir que Hitler no era ateo, o que el antisemitismo procede de una larga tradición religiosa, etc. Todo esto, aún siendo cierto, no constituye la respuesta más efectiva, dado que en el fondo no lleva a ninguna parte. Es probable que tu oponente se declare de acuerdo, aunque tarde poco en utilizar en tu contra otros nombres como Stalin o Pol Pot. Acuerdo o desacuerdo, de cualquier forma es un callejón sin salida.

¿Por qué no apropiarse del argumento? Tu oponente parece condenar el asesinato en masa y el genocidio. Y es algo con lo que merece la pena estar de acuerdo. Tanto que resulta un buen punto de condena contra el Dios cristiano.

Así pues, contéstese así:


«Hitler podría o podría no haber sido ateo, pero estoy dispuesto a seguirte en esto porque parece que en el fondo estamos de acuerdo. El genocidio es inmoral. ¿Te apuntas a condenar al Dios del Viejo Testamento también como inmoral, por el uso continuado del genocidio? Estemos de acuerdo; el Dios de la Biblia es tan inmoral como Hitler y Stalin.»


Casi cualquier otro argumento sobre Hitler, Stalin y suscreencias es irrelevante, así que démosle la vuelta al argumento y llevemos a nuestro adversario a una posición defensiva.

Visto en Conversational Atheist.

Artículos relacionados:





Related Posts with Thumbnails

5 comentarios:

  1. Maknovista dijo...

    Otra opción es seguir el juego a la argumentación y decir algo como:

    "Hitler también era vegetariano, ¿crees que el vegetarianismo es una creencia que lleva al genocidio?"

  2. Andrej dijo...

    Muy bueno, me he reído mucho con esta argumentación, porque me estaba imaginando a una persona muy creyente y su cara tras recibir una respuesta así, debe ser un poema.

  3. Anónimo dijo...

    Se podría perder el tiempo en todos los casos. Un creyente tiene como más importante las anotaciones a pie de página de la Biblia que el propio contenido. Así, por ejemplo, cuando se habla de los "hermanos de Jesús", en el pie de página te ponen los peores argumentos peregrinos para mantener "virgen" a María. Visto así, el asesino protagonista del Antiguo Testamento queda justificado, así que sólo quedaría sin justificación el propio Hitler, y en ese caso el creyente nos podría ganar la batalla de la argumentación.
    Hay un ejemplo más reciente: Pinochet era católico... (imagínense a los detenidos arrojados en medio del mar desde un avión por la noche)...
    La Conferencia Episcopal Chilena lo enterró con todos los honores (como a Franco)...
    ¿Quieres sentarte tú a la diestra de Dios Padre durante otros 2000 años, hasta que te salgan llagas en el culo, y sin más acompañantes que Franco y Pinochet para conversar?.

    ¿Sabéis lo que pienso?, que el creyente hasta te podría contestar que SÍ.

    De manera que la conclusión es bien sencilla: "Jamás discutas con un tonto porque puede que la gente no aprecie la diferencia".

    CSPR http://misteriosaldescubierto.wordpress.com

  4. Spentamanyu dijo...

    Me gusta más la respuesta de Richard Dawkins, a la pregunta "Stalin hitler etc eran unos genocidas ateos" y a parte de responder que Hitler era un gran creyente (no del catolicismo pero si creyente) le dice, "tambien los dos tenian bigote, por ese principio todo el que tenga bigote es un genocida"

  5. Anónimo dijo...

    Santa palabra, Spentamanyu. Me ha venido a la mente cierto sujeto con bigotito hitleriano, pero lo lleva para disimular que un día le partieron la cara de una ostia (entera, no media, jejejeje)
    CSPR http://misteriosaldescubierto.wordpress.com