La media hostia ahora es Scientia Futura

Religión y Antropología

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Uno de los momentos más hilarantes del ya clásico El espejismo de Dios.

Richard Dawkins

Los descubrimentos de los antropólogos nos parecen extraños sólo porque no estamos familiarizados con ellos. Asímismo las creencias religiosas parecen extrañas a todos los que no han crecido con ellas. Pascal Boyer investigó cierta tribu del Camerún, los Fang, quienes creen que las brujas tienen un organo animal interno que se despega para volar por las noches y arruinar las cosechas de sus enemigos o envenenar su sangre. Creen también que estas brujas en ocasiones se juntan para dar un banquete en el que devoran a sus víctimas y planean sus ataques futuros. Muchos habitantes de la tribu te dirán que un amigo de un amigo realmente ha visto volar las brujas sobre el poblado de noche, sentadas en un enorme plátano volador y lanzando dardos mágicos sobre sus víctimas.

Boyer continúa con una anécdota: «Estaba contando esta y otras historias exóticas durante una cena en un instituto de Cambridge cuando uno de nuestros invitados, un importante teólogo, se giró hacia mí y me dijo: Eso es lo que hace que la antropología sea fascinante y difícil, tienes que explicar cómo es posible que la gente crea en esos sinsentidos. Lo que me dejó estupefacto. La conversación cambió de tema antes de que pudiera encontrar una respuesta adecuada.»

Asumiendo que el teólogo de Cambridge fuera un cristiano convencional, él probablemente cree en alguna combinación de lo siguiente:

— En tiempos de sus antepasados, un hombre nació de una mujer virgen, sin necesitar de padre biológico alguno.
— Ya adulto, el tipo sin padre llamó a un amigo llamado Lázaro, quien llevaba muerto el tiempo suficiente para apestar, y éste se levantó y volvió a la vida.
— El propio tipo sin padre resucitó después de muerto y enterrado tres días.
— Cuarenta días después, el tipo sin padre ascendió a una colina y de ahí desapareció entre brumas hacia el cielo.
— Si murmuras pensamientos privados en tu cabeza, el tipo sin padre y su padre, quien por cierto es él mismo, los oirá y actuará en consecuencia. Es capaz de hacerlo simultaneamente con los pensamientos de todas las personas del mundo.
— Si haces algo malo, o algo bueno, el tipo sin padre lo ve, incluso si nadie está presente. Podrías ser castigado o premiado por ello, incluso después de morirte.
— La madre del tipo sin padre no llegó a morir sino que su cuerpo aún vivo ascendió al cielo.
— Si tomas pan y vino y un sacerdote, que debe tener testículos, lo bendice, se convierten en el cuerpo y la sangre del tipo sin padre.

¿Qué podría hacer con todo esto un antropólogo objetivo y recién llegado a este tipo de creencias?

Related Posts with Thumbnails

4 comentarios:

  1. miguelags dijo...

    Efectivamente la historia del divino zombi judio es delirante.

  2. Oscar dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  3. JoséCarlos Maguiña dijo...

    Argumentos,
    argumentos,
    argumentos.

    Ya es tiempo de dar con otra forma de dialogar con los teístas. Si los ateístas son más capaces de captar esas diferencias; pues piensen un poquito más para dar con ello. porque a veces los mismos argumentos contra la misma pared, cansan.

  4. Victorino dijo...

    Alguien dijo, no me acuerdo cómo se llama, no importa: "llamamos misticismo a la religión de los otros"
    Cuánta razón tenía.