La media hostia ahora es Scientia Futura

El Islam hasta en los clicks de Famobil

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Paul Sims

¿Recuerdas aquella historia tan idiota de hace algunos meses, cuando retiraron de la venta una muñeca de Fisher Price porque algunos padres en los Estados Unidos se quejaron de que la muñeca decía «el Islam es la luz»?

Para ser honesto, te perdono si ya lo habías olvidado. Ahora perdóname tú por recordártelo, porque acabo de encontrarme esta historia sobre una mujer en Indiana que piensa que el juego Baby Pals en la Nintendo DS de su hijo también reza lo mismo. «El Islam es la luz».

Lo divertido es que es uno de los padres que había protestado antes sobre la muñeca de Fisher Price después de comprar una para su hija. Es decir, que parece haber entrado en un grotesco estado de paranoia «el Islam es la luz» que le ha llevado a comprobar todos los juguetes de sus hijos en busca de mensajes islámicos subliminales.

«Al principio eran sólo los juguetes de mis hijas, pero también tenemos un hijo. Ahora siento que necesito escuchar todos sus pequeños juguetes para asegurarme de que no dicen nada así».

Por supuesto. Los juguetes realmente dicen estas cosas. No estamos ante una grotesca manifestación de prejuicios culturales y religiosos profundamente enraizados en un individuo.

Visto en More toys preaching on behalf of Islam... publicado en New Humanist Blog.

Artículos relacionados:





Related Posts with Thumbnails

2 comentarios:

  1. Ivan dijo...

    Nueva prueba de la estupidez sin fin de algunas personas, en especial en ese pais.

    Valiente mema.

    De estos paranoicos se sirven luego conspiranoicos, salvapatrias y demas chusma para medrar

  2. manumenorca dijo...

    ... Estos fundamentalistas ! El otro día ví a uno en el youtube que se metía con las muñecas barbie, a las que acusaba de hacer el signo satánico con los rígidos deditos de la mano de plástico. Acabáramos. Y lo peor es que la gente no los llama gilipoyas a la cara... y entonces se crecen.