La media hostia ahora es Scientia Futura

Un templo de la homeopatía pagado por los madrileños

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Políticamente, el desprecio por la ciencia es asunto enteramente transversal. La promoción de las pseudo ciencias da votos y eso es algo que gusta a lo ancho del espectro ideológico.

Javier Salas

«Con dosis ínfimas de una sustancia que provoca alguna enfermedad, con esas dosis muy pequeñas, se cura esa enfermedad», resumía Esperanza Aguirre su visión de la pseudomedicina homeopática, una lectura de las supuestas capacidades de estas terapias que carecen de respaldo científico. La presidenta de los madrileños realizaba este discurso en enero del año pasado, durante la inauguración del Instituto Homeopático y Hospital de San José, un «centro de referencia nacional de la divulgación científica», definió. En realidad, se trata del mayor centro de difusión de las llamadas terapias no convencionales, en el que se divulgan estas técnicas e incluso se pasa consulta.

El lunes se presentó allí la sociedad Semefarte, un lobby para difundir presuntas terapias como el reiki, las flores de Bach y la aromaterapia. Aguirre estaba invitada al acto pero finalmente no acudió «por cualquier cosa», según fuentes de la presidencia madrileña. La sociedad, que tendrá como sede el propio instituto, está financiada por la industria que comercializa estos tratamientos con la intención de divulgarlos y conseguir un diálogo con las autoridades que ayude a regularlos.

El centro, que se levantó hace 133 años en la calle Eloy Gonzalo de Madrid, se restauró recientemente después de tres décadas cerrado por su mal estado. Las obras para recuperar el edificio se justificaron después de que Alberto Ruiz-Gallardón lo declarara Bien de Interés Cultural en su etapa de presidente madrileño. La Comunidad de Madrid puso 1,7 millones de euros de los más de tres que costó el lavado de cara y de cimientos.

Aguirre expresó su «satisfacción por poner a disposición de los madrileños» este centro de «enseñanza e investigación científica». Un centro que pertenece a una fundación presidida por Adolfo La Fuente, vicario general de Fundaciones del Arzobispado de Madrid, dueña del edificio.

Visto en Diario Público.

Related Posts with Thumbnails

4 comentarios:

  1. Emilio Capitel dijo...

    Si recopilasemos todas las noticias sobre el apoyo institucional a este timo, creo que nos daríamos cuenta de su verdadera dimensión. Y si a eso sumásemos la financiación que reciben, nos pondríamos las manos en la cabeza. Y que lo justifiquen como investigación científica ya es un chiste. Que pena

  2. r dijo...

    Me gustaría plantear una cuestión:

    antes de que hubiera farmacias, osea, cuando andábamos con taparrabos,...¿a donde se iba pa comprar medicina?...

    ...algún sitio o habría...¿no?...por que si no, no entiendo muy bien como he llegado hasta aquí, ...osea, hemos...

    un abrazo,

    r.

  3. Xerman dijo...

    Es una auténtica vergüenza...
    Ahí acaban nuestros impuestos.
    Para sufragar el negocio de cuatro impresentables que se dedican a lucrarse de la ignorancia ajena...
    Como si fuesen ellos los políticos, y no quienes les ayudan a financiarse!
    Ahora que sé que me voy a jubilar a los 67, me siento mas tranquilo, sabiendo lo bien que se invierte lo que me quitan de la nómina todos los meses...
    Un saludo!

  4. Javier dijo...

    No tenéis ni puta idea de lo que habláis. Seguro que nunca habéis pisado la consulta de un homeópata, ni sabéis en qué principios se basa, ni por qué funciona... Ah, vale, que no os habéis molestado en investigar. Pues empezad por ahí, y luego opinad. Reputados médicos han intentado probar la ineficacia de la homeopatía, y se han tenido que tragar las conclusiones de sus estudios.

    Eso sí, la Aguirre me sigue dando tanto asco como siempre, a ver si váis a pensar que trato de apoyarla...