La media hostia ahora es Scientia Futura

Estudiar a los grandes homosexuales en la historia ayuda contra la discriminación

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Un experimento llevado a cabo en una escuela al norte de Londres, Inglaterra, demuestra que enseñar y celebrar la obra de los grandes homosexuales de la historia, relacionándola con las dificultades que tuvieron para llevarla a cabo debido a su condición sexual, elimina en la práctica casi por completo los casos de discriminación homofóbica entre los alumnos.

Descarga o escucha el fichero MP3 o suscríbete al podcast, también en iTunes.

Escribí en su día un artículo celebrando la existencia de tantos y tan ilustres músicos cuya condición homosexual es hoy bien conocida, aunque en su momento histórico no pudiese desde luego ser públicamente declarada. Tan ignorante desde luego hay que ser para pensar que la influencia gay en la música empieza y acaba en Freddie Mercury o George Michael como para suponer que la homosexualidad inhabilita de alguna forma para componer música digna de los oídos del Dios que tanto desprecia costumbres sexuales mínimamente más sofisticadas que el coito en la postura del misionero a través del agujerito del canesú.

La lista, desde luego, era apabullante. Samuel Barber, Benjamin Britten, Leonard Bernstein, Karol Szymanowski o hasta el mismísimo Pyotr Ilyich Tchaikovsky —nacido como quien escribe un 7 de mayo, una inocente coincidencia que aún a ratos me emociona recordar—.

Y es que probablemente gran parte del desprecio social por la homosexualidad se deriva del hecho de que ocultemos muchas veces intencionadamente la condición sexual de muchos de los grandes nombres de la historia. Esa condición sexual no debería ser en modo alguno un impedimento para sentir la mayor admiración posible por la obra de seres humanos auténticamente ejemplares, más allá de sus preferencias con los pantalones bajados.

Es lo que han intentado en una escuela del norte de Londres, cuenta Jessica Shepherd para The Guardian, donde han preparado una serie de lecciones dedicadas a personajes históricos de homosexualidad conocida, explicando no sólo su obra sino también las dificultades que tuvieron que superar en su momento para dejar un legado de importancia a pesar de su condición sexual. El experimento lleva funcionando cinco años, y afirman haber eliminado casi por completo los conflictos homofóbicos y el bullying contra los alumnos homosexuales.

El mayor éxito es conseguido contando la historia de Alan Turing. Su papel como analista de los códigos secretos de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial sigue lógicamente fascinando a cualquier ciudadano británico, sea cual sea su edad. A lo que hay que añadir el dramatismo de su historia personal, y su muerte precisamente por la crueldad de los tratamientos que le fueron aplicados tratando de curar su homosexualidad. Pero también son usados como ejemplo los escritores Oscar Wilde y James Baldwin o el mismísimo Andy Warhol.

La Comisión para la Igualdad y los Derechos Humanos británica ha publicado un informe en el que se relata que dos tercios de los estudiantes gays o lesbianas han sufrido bullying homofóbico en su centro de estudios. El 17% ha llegado a recibir amenazas de muerte. Elly Barnes, profesora de música y creadora de la idea, afirma que gran parte de sus alumnos piensan que «ser gay es ilegal en el país».

«Estudiando homosexuales famosos en la historia hemos conseguido cambiar opiniones, incluso muchos alumnos han decidido salir del armario» cuenta Barnes. «Hemos incluso cambiado el lenguaje que se usa en la escuela. Antes oíamos continuamente la palabra gay utilizada como insulto. Pero eso ya no ocurre».

Foto de la estatua de Alan Turing compartida por Kevin Spencer.

Related Posts with Thumbnails

2 comentarios:

  1. Jaime dijo...

    Tchaikovsky no era homosexual... al menos él lo desmentía tajantemente, seguramente varios otros de la lista simplememte eran difamados de esa manera, pero de cualquier forma, muchos si debieron serlo realmente, porqué no.

  2. Ismael dijo...

    Las reseñas biográficas más recientes que he leído sobre Thaikovsky lo dejan clarito clarito.