La media hostia ahora es Scientia Futura

El lado oscuro de las catedrales góticas

Publicado por Ismael

Haz clic en la imagen para verla a su tamaño original.

Contaba el inteligentísimo Shlomo Ben Ami en uno de sus libros que «en América no existen catedrales góticas». Se refiere Ben Ami probablemente a que la relevancia del judaísmo en los Estados Unidos se debe en gran medida a que las distintas iglesias protestantes son la opción cristiana natural allí, más tolerantes que el catolicismo imperante en la vieja Europa. Pero en realidad, tal ausencia de catedrales no es un hecho.

La Catedral Nacional de Washington pertenece a la iglesia Episcopal norteamericana y está localizada en la misma capital de los Estados Unidos. De diseño neogótico, es la sexta catedral en tamaño del mundo, y la segunda de norteamérica, así como el cuarto edificio más alto de Washington D.C. Es la sede del obispo que preside dicha iglesia y el de la diócesis de Washington. Recibe más de 400.000 visitantes al año.


La fundación a la que pertenece la catedral, bajo el liderazgo de sus nueve obispos, consiguió la autorización del congreso americano para construirla el día de Reyes de 1893. La construcción comenzó tal día como hoy 29 de septiembre de 1907, siendo la primera piedra colocada por el entonces presidente Theodore Roosevelt. No fue finalizada hasta 83 años después, también un 29 de septiembre de 1990, en presencia de George Bush padre. Merece la pena destacar que en efecto la catedral pertenece a la fundación y fue construida siempre con fondos de la misma y no del gobierno americano.

Está localizada entre las avenidas Massachusetts y Wisconsin, en el cuadrante noroeste de la ciudad. Está listada en el registro nacional de lugares históricos y en 2007 quedó la tercera en una clasificación de las mejores edificaciones del país preparada por el Instituto Americano de Arquitectos. Hasta aquí nada peculiar, ya que es extraño que cualquier ciudad europea carezca de una edificación religiosa de este tamaño e importancia. Hay sin embargo un detalle que la hace única.


Figura en la misma la única escultura conocida de Darth Vader en un edificio religioso en el mundo. Durante la construcción de las torres oeste en los años ochenta, se decidió hacer una encuesta a los niños de la ciudad para elegir la imagen más aterradora para ellos a fin de incorporarla a la construcción. Por supuesto, el vencedor fue el villano de la saga Star Wars. El icono, esculpido por Jay Hall Carpenter y Patrick J. Plunkett fue colocado en la torre noroeste de la catedral, a la manera de gárgola tradicional.

Si en América no existen auténticas catedrales góticas, nuestras catedrales europeas no tienen ni puta gracia.

Related Posts with Thumbnails

1 comentarios:

  1. Gerardo dijo...

    Pues en la catedral de Salamanca tienes un astronauta...